lunes, 2 de septiembre de 2013

ACTIVIDADES OCULO MANUAL


Técnica del Picado:
Exigen al niño coordinación y delicadeza de movimientos para perforar el papel.

Esta técnica se da progresivamente para que perfeccione el acto prensor y el picado como tal.

El niño debe aprender a tomar correctamente el punzón, puesto que es un elemento similar al lápiz y la forma de utilizarlo es la misma sólo que los resultados son diferentes.

La utilización frecuente y progresiva de esta técnica facilitará el manejo del lápiz y dará mayor seguridad al niño en edad pre-escolar cuando vaya a escribir o hacer trazos específicos. Tiene un gran valor por ello en el pre-escolar; además de aprender a tomar el punzón de manera adecuada, requiere de atención y coordinación manual del niño para que los puntos perforados no queden dispersos entre sí, sino que guarden una distancia semejante y se conserve la figura seleccionada.

Por lo tanto el picado constituye un ejercicio fundamental de entrenamientos psicomotor; no sólo inhibe los movimientos manuales que se deben restringir, si no que también actúa sobre la estabilidad de la atención y de la conducta.

Es bueno aclarar que si esta actividad del picado no se inició de los cuatro a cinco años de la edad pre-escolar , se debe hacer en el momento en el que el niño tenga la oportunidad de hacerlo bajo la orientación del adulto por ser una actividad que proporciona seguridad, control de emociones, firmeza y atención en el niño .


Proceso de la técnica del punzó:
Lo primero que debe hacerse para iniciar esta técnica es lograr la presión correcta del punzó y realizar ejercicios de flexión de la muñeca sosteniendo el punzó sin picar con él para luego iniciar el trabajo del picado sobre papel.

Es importante tener en cuenta que durante el proceso se debe utilizar la misma clase de papel hasta cuando el niño haya adquirido control de sus movimientos, para no crearle inestabilidad en ellos.


Picado libre:Una vez que el niño ha adquirido control del punzón y tiene buena presión de éste, se le da la posibilidad de picar en forma libre de manera que no le implique un esfuerzo solo el placer de hacer agujeros en el papel. Es aconsejable tener la oportunidad de repetir esta actividad varias veces para sacar el máximo provecho y ojala con música suave para relajar..


Con límite superior:Después que el niño ha aprendido a controlar sus movimientos libres con el punzón, sin romper la hoja, sólo perforándola uniformemente, se inicia un nuevo proceso delimitando ya el espacio.

Se divide por la mitad el trozo de papel con una línea horizontal indicándole al niño que se va a picar únicamente la parte inferior, respetando el límite superior impuesto.
Esta indicación de por si va a hacer que el niño ejerza más control sobre sus movimientos para no salirse del espacio demarcado.


Con límite inferior:Después de que se haya practicado o ejercitado con límite superior se pasa a ejercitar con el límite inferior.
Aunque para los adultos sea sencillo y aparentemente lo mismo, para el niño implica un gran esfuerzo y coordinación psicomotora. Recuerde que se debe ejercitar varias veces con la misma figura para desarrollar más destreza y seguridad.


Con límite a un costado:Teniendo en cuenta que el tamaño del papel de base no ha cambiado, se procede a marcar el limite en un costado que sea menos que los dos anteriores ,para que se realice picado libre aunque limitado por el espacio demarcado por una línea vertical.
Este proceso que se inicia con este paso es el que nos va a llevar al picado sobre la línea recta .

 

 


UNIDAD 5